Arena y más arena entre Boudnib y Merzouga

La línea del horizonte del desierto es infinita. No se acaba nunca. Y mientras uno la persigue en etapas como la número 3 del Panda Raid se encuentra a cada paso con eso que llamamos aventura. La distancia que separa Boudnib de Merzouga estuvo llena de momentos para la épica. 

Así lo contaba, al final de la jornada, nuestro piloto, Pere Banús: “Si ayer tuvimos problemas con la transmisión y un pequeño conato de incendio, los problemas hoy no han venido tanto del lado del coche, que se ha comportado muy bien, sino del propio recorrido. Mucha arena, muchas dunas, mucha piedra. Ha sido una jornada complicada, pero también de mucho compañerismo. Nuestro Panda es 4x4, pero no todos los que llevan otros equipos lo son. Así que no ha quedado más remedio que parar de cuando en cuando a echar una mano para sacar vehículos de la arena. A nosotros no nos ha pasado factura la arena, pero sí las piedras. Le hemos dado un golpetazo a una llanta, y lleva un mordisco tremento. ¡Pero seguimos en ruta!”.

Al final, el Panda del equipo Mecacrak, de Federal Mogul Motorparts, que pilota Pere Banús, y al que acompaña y ayuda Ángel García, ha terminado la etapa en la posición 32º de la Clasificación General. Por cierto, hablando de finales de etapa, esto es lo que nos comentaba Pera, de ese momento: “La verdad es que la organización lo está haciendo muy bien. Al acabar, que ya podéis imaginar cómo de cansado llega uno al final de cada etapa, nos espera una jaima estupenda con comida local, típica marroquí, como cuscús, garbanzos, alimentos mediterráneos sanos y ricos”.

Mañana… más.