¡Objetivo cumplido!

El parte de daños es enorme. ¡Pero el Panda Mecacracks ha conseguido culminar el Panda Raid! Con el depósito de gasolina hecho unos zorros, una óptica rota, el cubrecarter para pasar por quirófano y la transmisión, bueno, mejor no hablar de la transmisión, el Panda Mecacraks ha logrado superar con éxito las seis etapas y los casi 4.000 kilómetros que separan Madrid de Marrakech. ¡Prueba conseguida!

 “Ha sido una experiencia total. Profesional y humanamente uno regresa a casa con un montón de imágenes en la retina que a buen seguro no vamos a olvidar nunca”, comentaba Pere Banús, al finalizar la sexta y última etapa. En lo deportivo, el Panda Mecacracks ha quedado en la posición número 123 en la etapa final de la prueba, y en la número 72 de la general de su categoría. En lo profesional, Pere reconoce que el Panda Raid, “pone al límite las capacidades tanto del piloto como del experto en mecánica que participa en él. “No tengo ninguna duda de que el ganador de Mecacracks va a disfrutar de esta experiencia tanto como lo hemos hecho nosotros”.

 ¿Y ahora? ¡Rumbo a Madrid! ¡Hay que llegar a la salida de la Carrera del Taller.  El Panda Mecacracks tiene una etapa más que el resto. Objetivo: la Avenida de las Fuerzas Armadas, en Valdebebas. Allí habrá 3.000 corredores populares comprometidos con la Seguridad Vial, esperando la llegada de Pere. ¿Lo logrará?